Dirigir mejor que actuar

Objetivos:

Los asistentes a este taller aprenderán a ser mejores jefes de equipo. ¿Cómo?.
Entrenándoles en puntos concretos y esenciales que hemos considerado vitales. Nos basamos en la propia experiencia vivida por los ponentes y por auténticas obras maestras sobre este asunto escritas por autores como Kennet Blanchard, Stephen Cobey,Alex Rovira,Tim Burres, Jim Dugger, etc.
Afrontaremos con ejercicios prácticos y de manera directa, la escucha activa, la toma de decisiones, las claves de la comunicación, la asignación correcta de tareas, la delegación efectiva. Todo con ejercicios prácticos y grupales.
La práctica no lleva la perfección, la práctica perfecta, lleva a la perfección.
¿Por qué algunos jefes de equipo padecen falta de tiempo mientras su personal padece falta de cosas que hacer?
Los asistentes aprenderán a considerar su trabajo como una auténtica gestión de su equipo y no por la labor directa que el mismo realice. Por tanto los resultados, serán un éxito del equipo y por supuesto suyo, ya que habrá sido capaz de dirigir a su personal y obtener los resultados deseados.

Lugar de celebración:

Debido a las constantes prácticas y casos reales, se recomienda no realizar el curso en las instalaciones propias del cliente, aconsejamos realizar la formación en nuestras instalaciones de Avda. Pio XII, 55.

Dirigido a:

Cualquier jefe de equipo / mando intermedio, que quiera gestionar mejor sus tareas y las de su personal.

Asistencia postcurso:

Pondremos a disposición de los asistentes una cuenta de correo electrónico a la que pueden dirigirse para plantear cualquier duda que pudiera surgirles a la finalización del curso. Serán atendidos por su instructor.  formacion@puntoes.es

Datos generales

DURACIÓN:

16 Horas

CERTIFICACIÓN:

Entregaremos un certificado de asistencia a quienes hayan participado como mínimo, en un 85% de la duración total del curso.

REQUISITOS PREVIOS:

No se necesitan conocimientos previos.

Temario

En muchas ocasiones, dirigimos personas y aprendemos con el día a día, sin ninguna pauta, quizás hemos recibido algún curso de liderazgo, motivación, gestión de equipos, gestión del tiempo, al igual que su realización es básica para una mejor gestión, requiere poner en práctica muchos asuntos aprendidos, y eso es lo difícil.

Primer cargo como jefe. Falta de tiempo, poca planificación, delegamos con eficacia o soltamos balones incontrolados, confiamos en nuestro equipo o preferimos hacer nosotros el trabajo, muchas horas y no avanzamos, echamos de menos nuestro trabajo anterior cuando no éramos jefes, solo asistimos a reuniones, demasiadas llamadas telefónicas o e-mails.

¿Cuántas tareas o gestiones realizo que sean verdaderamente mías (gestión) y no de mi equipo de trabajo? En este punto, nos entrenaremos (no teóricamente, ya hemos hecho muchos cursos) en puntos tan vitales para una buena gestión como:

  • Enfoque de equipo.
  • No hay por qué hacer bien lo que no necesita hacerse.
  • Delegación.
  • Distribución de tareas a sus propietarios.
  • Seguimiento y control de las tareas que realiza mi equipo de trabajo.
  • Objetivo, disponer de más tiempo para gestionar mejor.
  • Enfoque de equipo.
  • No hay por qué hacer bien lo que no necesita hacerse.
  • Devolver los monos (tareas) a sus verdaderos propietarios.
  • Cuidado con los jefes indispensables.
  • ¿Cómo ganar tiempo para mi gente?
  • Las Reglas Básicas. Diálogo entre el jefe y los subordinados. Comunicación..
    • Asignar la tarea a una persona en concreto. Asumir la propiedad de la tarea.
    • Cobertura de riesgo, ante la delegación.
    • Delegar cuanto sea posible, controlar cuanto sea imprescindible.
    • Proponer primero, actuar después (nivel 1).
    • O actuar primero e informar después (nivel 2).
    • ¿Qué y cuándo en cada momento? o ¿cómo cambiar de uno a otro?.

Calendario de seguimiento. Fechas tope de alimentación y revisión de la tarea, detección de posibles desviaciones o cambios de requerimientos.

    • La delegación no es igual a la asignación de tareas. La delegación no es abdicar.
    • La asignación afecta a una sola tarea, afecta a una familia entera de tareas. Mi equipo asume por entero la responsabilidad de sus proyectos.
    • Gestiono que las cosas se hagan, no las hago directamente..
    • La motivación de mi equipo aumenta, cuando se autoimponen sus tareas con responsabilidad.
    • La delegación efectiva, permite disponer de más tiempo para pensar, activar nuevos.
    • proyectos y para algo importante, planificar.
    • Definición de interface de usuario.
    • Entrenamiento.

Para conseguir una delegación eficaz: “La finalidad del entrenamiento consiste en colocarse en posición de delegar”.

  • Nivel de seguridad.
  • Proyecto debidamente encarrilado.
  • Personal preparado.
  • El jefe es el responsable del entrenamiento para llegar a una delegación controlada, pero también lo son los mismos empleados.
  • 1. No puedo delegar mientras mis preocupaciones no me lo consientan.
  • 2. Solo puedo delegar cuanto estoy razonablemente seguro de que mi gente sabe lo que debe hacer.
  • 3. Sería absurdo delegar sin tener seguridad de que dispone de medios suficientes para llevar a cabo la misión o puede agenciárselos: tiempo, información, dinero, personal, apoyo y autoridad.
  • 4. No puedo pasar el control de ningún proyecto a alguien sin estar seguro de que los resultados serán aceptables en términos de coste, tiempo, cantidad y calidad.
  • 5. Cuanto más interesados les veo, más fácil me resulta delegar en ellos.
  • El tiempo impuesto por el jefe. ¿Por qué?
  • El tiempo impuesto por el sistema, ¿burocracia?
  • El tiempo autoimpuesto. ¿Qué cosas hemos decidido a hacer por nosotros mismos? Proactividad.
  • El tiempo discrecional. El más importante: creatividad, planificar, organizar. ¿Cómo cultivarlo?.
  • De actor a director..
  • La satisfacción deriva de los que mis colaboradores hacen.
  • En busca de la conversión definitiva: Cómo poner en marcha lo aprendido en este curso.
  • Taller práctico y creación de decálogo para ser un buen jefe.